Confieso que me sentí sorprendido. Al principio no lo podía creer. Resulta que Israel ya no es tan pequeño, numéricamente hablando. Ofer Shelach, uno de los más conocidos comentaristas israelíes, recuerda en el rotativo “Yediot Acharonoth” que casi sumamos siete millones de almas